Información sobre los zorros

zorros vulpes informacion sobre

Los zorros son mamíferos omnívoros pertenecientes a la familia Canidae. En comparación con un perro doméstico, son más pequeños en tamaño, tienen un cráneo aplanado y orejas triangulares. Su hocico es ligeramente alargado y hacia arriba y su cola es larga y tupida. En la familia Canidae hay varios géneros, sin embargo, en el género Volpes, el verdadero género de los ‘’zorros puros’’, hay doce especies conocidas actualmente. Otras 25 especies actuales o extintas existen en los otros géneros, lo que contribuye a la distribución global de los zorros. Viven en todos los continentes excepto en la Antártida, aunque existen pequeños zorros conocidos como zorros árticos que son nativos de las regiones árticas del hemisferio norte.

zorros vulpes informacion sobre

Descripción y distribución

Los zorros son el miembro más pequeño de la familia Canidae, siendo superados en tamaño por lobos y chacales. La especie de zorro más grande es el zorro rojo, que alcanza entre 4.1 y 8.7 kg en un macho adulto. La especie más pequeña sería el zorro fénec o zorro del desierto, con un peso entre los 0.7 y los 1.6 kg.

Independientemente del tamaño, todos los zorros tienen en común unas características típicas, como sus orejas puntiagudas, su cara triangular y sus garras retráctiles. Los zorros difieren en el color, la longitud y la densidad de su pelaje, dependiendo del área donde se puedan encontrar. El color de su pelaje varía de blanco perlado a rojo brillante, pudiendo incluso ser negro, y difiriendo también en el tamaño del pelaje. Las especies adaptadas a vivir en el desierto tienen orejas más grandes y pelaje más corto, para ayudarlas a mantenerse frescas, mientras que las que viven en regiones más frías tienen orejas más pequeñas, con una gruesa capa aislante de pelaje. El color y la textura del pelaje de un zorro también pueden cambiar según la temporada, ya que sus pieles son más gruesas en la estación más fría y más ligeras en el período más cálido. Los zorros generalmente mudan una vez al año, generalmente en abril, para deshacerse de la parte más gruesa de su pelaje.

Los zorros tienen ojos inclinados, de color marrón rojizo, labios delgados y dientes muy afilados, que son útiles cuando se trata de cortar materiales duros. Esto es debido a que los zorros no mastican los alimentos, sino que los cortan en trozos digeribles. Tienen las piernas cortas y son digitígrados, caminando de puntillas. A diferencia de los perros y otros caninos, tienen garras parcialmente retráctiles. Los zorros también pueden correr, llegando a alcanzar los 70 km/h, velocidad que los ayuda a cazar.

En cuanto a distribución, los zorros se pueden encontrar en todo el mundo, con la excepción de la Antártida, siendo Europa, Asia, América del Norte, África del Norte y el norte de Australia las áreas que están pobladas por mayor número de especies diversas de zorros. Los zorros generalmente viven en la naturaleza, en áreas que son ricas en vegetación, como bosques o praderas, aunque también pueden encontrarse en montañas o desiertos. Construyen madrigueras estrechas donde guarecerse, con numerosas entradas y salidas, en el suelo, donde duermen, almacenan alimentos y tienen y crían a sus cachorros.

Sin embargo, hay zorros que viven en áreas urbanas o suburbanas, construyendo refugios en jardines o áreas verdes alrededor de la ciudad. Los zorros no solo se adaptan muy bien a los ambientes humanos, sino que algunas especies podrían clasificarse como los llamados “carnívoros urbanos residentes”, debido al hecho de que pueden sostener poblaciones enteras únicamente dentro de los límites urbanos. Curiosamente, también se sabe que estos zorros viven más que aquellos que habitan en la naturaleza.

Los zorros son en su mayoría nocturnos, siendo este el momento en el que cazan habitualmente. No todos los zorros forman manadas. En la mayoría de los casos, viven en grupos pequeños, pero hay especies que se sabe que son solitarias (como los zorros árticos). Se comunican entre ellos a través de sonidos, que incluyen gemidos, gruñidos y aullidos. Se sabe que solo el zorro rojo tiene 28 sonidos diferentes. Al igual que los humanos, los zorros pueden identificarse entre sí basándose en estos sonidos. Tienen una audición excelente, capaz de detectar incluso sonidos de baja frecuencia.

Cría y alimentación

Los zorros tienen un celo que dura entre uno y seis días, lo que hace que su ciclo reproductivo sea de doce meses. Los zorros se aparean una vez al año, una vez que el óvulo es fertilizado, el período de gestación dura alrededor de 52-53 días. El tamaño de la camada es generalmente de 4 a 5 cachorros, aunque esto depende de la especie y el medio ambiente. El zorro ártico, por ejemplo, puede tener hasta 11 crías al mismo tiempo. Los zorros son generalmente monógamos, tienen una sola pareja en la vida, y la pareja hombre-mujer actúa casi como una pareja humana tradicional; controlan un área de un par de kilómetros entre los dos, cuidando de sus crías, con la madre protegiéndolas de cerca, mientras que el padre caza y lleva comida a casa para toda la familia. A pesar de esto, muchos cachorros mueren cuando son jóvenes, ya que son cazados por una variedad de animales.

Los jóvenes nacen ciegos, sus ojos se abren completamente alrededor de las 2 semanas de edad. Inicialmente, son de color gris azulado, y pasan unas cuantas semanas antes de que se oscurezcan hasta llegar al color marrón rojizo habitual. Hasta que tienen alrededor de 1 mes de edad, las crías se alimentan exclusivamente de la leche de su madre. A continuación, los adultos comienzan a enseñarlos a cazar. Alrededor de los 3 meses de edad, los zorros jóvenes se vuelven capaces de alimentarse por sí mismos.

Los zorros son omnívoros y altamente oportunistas, comiendo de todo, desde aves como pollos, patos, pavos, gansos, hasta conejos, corderos, cobayas, lechones, e incluso gatitos, cachorros y perros pequeños. También comen una variedad de frutas y verduras. Sin embargo, la mayoría de su dieta está hecha de invertebrados (como los insectos) y pequeños vertebrados (como los reptiles y las aves pequeñas). Algunos son depredadores generalistas, mientras que otros tienen dietas especializadas (como una especie de zorro que come cangrejo). Todos los zorros cazan saltando sobre la presa y mordiendo su cuello, agitándolo hasta que esté muerto o listo para ser destripado.

En el caso de especímenes que viven cerca de centros urbanos o suburbanos, los zorros también se alimentan de la basura si encuentran un olor apetitoso para ellos.

La mayoría de las especies pueden consumir alrededor de 1 kg de alimentos por día. Si atrapan más de lo que pueden comer, no es raro que lo entierren para más tarde, escondiéndolo debajo de las hojas, la nieve o el suelo. Sin embargo, es muy frecuente que otros carnívoros encuentren estos restos, comiéndolos antes de que los zorros tengan la oportunidad de volver a ellos.

Plagas de zorros

Si bien varias especies se consideran en peligro de extinción, el zorro rojo es el más extendido a nivel mundial, y también es el más propenso a ser considerado una plaga. Debido a su estilo de caza oportunista, los zorros son comúnmente repudiados y considerados como animales molestos. Por otro lado, aunque a menudo se consideran plagas en sí mismas, los zorros se han empleado con éxito para controlar las plagas en las granjas frutícolas, devorando insectos o pequeñas aves mientras dejan la fruta intacta.

Sin embargo, el zorro rojo, que es el que se encuentra con mayor frecuencia en las zonas urbanas y pobladas por humanos, es el que está haciendo más daño. Se puede adaptar fácilmente al entorno urbano y aprovechar las características creadas por el hombre en su casa o jardín para crear sus propios refugios y madrigueras. También pueden ser fácilmente sostenidos por los alimentos desechados por los humanos, por lo que los zorros rojos pueden prosperar en una casa viviendo sólo de la basura que tira la familia. Algunas personas aceptan tener zorros alrededor de su propiedad, considerándolos un método de control para otras plagas, mientras que otras consideran que los zorros son una molestia, debido al daño que pueden causar.

Debido al hecho de que son altamente adaptables, es bastante difícil deshacerse de los zorros una vez que han establecido su hogar en tu propiedad, especialmente si tienen acceso a una fuente constante de alimentos como aves de corral o ganado pequeño. Tenerlos en tu casa puede resultar muy insalubre, ya que los zorros son portadores conocidos de enfermedades como la rabia, la sarna sarcóptica, el moquillo, y de parásitos como las garrapatas y las pulgas. Además, el hecho de que hurguen en tu basura y marquen la propiedad con su orina y materia fecal no ayuda a mantener un ambiente con buenas condiciones sanitarias.

Las enfermedades que transmiten los zorros pueden transmitirse fácilmente a través de mordeduras, o incluso indirectamente, a través de aves infestadas. Por eso, en algunos países, la caza de zorros se ha desarrollado como una medida de control, pero también como una actividad recreativa. La caza excesiva ha tenido consecuencias negativas para la especie, especialmente debido a la popularidad de sus pieles y la industria comercial que se ha desarrollado en base a ellos. Algunas de las especies actualmente en peligro de extinción han alcanzado este nivel debido a la caza excesiva y la pérdida de hábitat que se produce debido a la expansión de los hábitats humanos, afectando así el entorno natural donde viven los zorros.

Los zorros pueden ser útiles en tu propiedad, pero también pueden convertirse en una verdadera molestia si no se contienen adecuadamente. Dependiendo del área en la que vivas y de la situación particular, a menudo es conveniente prevenir una infestación con estos mamíferos, ya que pueden dañar en gran medida al ganado y las aves de corral que crías. Para obtener más detalles sobre las formas de ‘Prevenir las plagas de zorros’, puedes visitar nuestro artículo relacionado, y si ya estás tratando con un problema de este tipo y no sabes cómo deshacerte de ellos, intenta aplicar los métodos presentados en nuestro artículo sobre ‘’Cómo librarse de los zorros’’.

¿Tienes una pregunta?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

HAZ UNA PREGUNTA