Cómo prevenir las plagas de libélulas

libelulas anisoptera como prevenir la plaga de

En 2010 se conocían unas 3012 especies de libélulas. Éstas se clasifican en 348 géneros, y a su vez en 11 familias. Las libélulas se encuentran en todos los continentes excepto la Antártida. En contraste con los caballitos del diablo o damiselas (Zygoptera), que tienden a tener distribuciones restringidas dependiendo de la especie, algunos géneros y especies de libélula se encuentran en todos los continentes. Se pueden encontrar libélulas desde el nivel del mar hasta las montañas, disminuyendo la diversidad de especies con la altitud. Las libélulas, como grupo, ocupan una considerable variedad de hábitats, pero muchas especies y algunas familias tienen sus propios requisitos ambientales específicos. Algunas especies prefieren las aguas que fluyen, mientras que otras prefieren el agua estancada.

libelulas anisoptera como prevenir la plaga de

Usar libélulas como control de plagas

Las libélulas adultas cazan usando su vista excepcionalmente aguda y su vuelo fuerte y ágil. Son casi exclusivamente carnívoras, y comen una gran variedad de insectos que van desde mosquitos y moscas pequeñas hasta mariposas, polillas, caballitos del diablo y libélulas más pequeñas. Una libélula puede consumir hasta una quinta parte de su peso corporal en presas por día.

La degradación del hábitat ha reducido las poblaciones de libélulas en todo el mundo, por ejemplo, en Japón, donde más del 60% de sus humedales se perdieron en el siglo XX. Debido a esto, las libélulas ahora dependen en gran medida de los campos de arroz, estanques y arroyos. Se alimentan de insectos que son plagas para el arroz, actuando como un control natural de plagas. Son exterminadoras de plagas voladoras; sin embargo, si tienes un estanque o una fuente de agua grande en tu jardín, es posible que ellas mismas puedan suponer una plaga, formando un gran enjambre de libélulas, dada su tendencia a habitar ambientes húmedos. El mayor número de especies se encuentran en sitios que ofrecen una gran variedad de microhábitats, aunque las libélulas tienden a ser mucho más sensibles a la contaminación que los caballitos del diablo. Muchos factores ecológicos afectan la distribución de las larvas. La acidez del agua, la cantidad y el tipo de vegetación acuática, la temperatura y si el agua es estacionaria o fluye, todos estos factores afectan la distribución de las larvas de Odonata. Algunas especies pueden tolerar una amplia gama de condiciones, mientras que otras son muy sensibles a su entorno.

Evitar plagas de libélulas

Las libélulas no infestan el interior de las viviendas, por lo tanto, no podrás observar en tu casa ningún signo de infestación, como excrementos, como con otras plagas. Aun así, a veces pueden causar daños en el patio, en caso de que tengas panales de abeja, ya que podrían cazar y matar a las abejas, causando pérdidas en tu negocio.

Además, tener una gran población de libélulas zumbando constantemente en tu jardín o cerca de tu estanque no es algo agradable. Puede que no causen ningún daño físico, pero en un gran número, pueden convertirse en una molestia. Para evitar que se reúnan en un número tan grande, debes asegurarte de no ofrecerles un entorno atractivo. Haz que tu jardín sea menos atractivo reduciendo la humedad. Dado que las hembras ponen sus huevos bajo el agua y generalmente se alimentan de mosquitos, si eliminas la humedad y fuentes de agua innecesarias, eliminarás a su vez su fuente de alimento y lugar de reproducción.

Si no deseas eliminar la fuente de agua, la limpieza regular asegurará que la población de libélulas no se salga fuera de control. Al limpiar constantemente tu estanque, eliminarás los huevos y las larvas. Por lo tanto, todo lo que tienes que hacer es identificar el área donde se reproducen las libélulas y eliminar y reemplazar el agua por agua limpia.

También puedes reducir la población de libélulas si reduces la población de insectos de los que se alimentan, así que cuida tus plantas y flores para que no aparezcan otros insectos que atraigan a las libélulas a tu jardín.

La instalación de comederos para pájaros también ayuda, ya que, al atraer aves a tu jardín, te asegurarás de que estos cacen libélulas, reduciendo así su número.

Sin embargo, asegúrate primero de que te conviene deshacerte de las libélulas de tu vecindario, ya que, como hemos dicho, son los exterminadores de insectos más efectivos de la naturaleza, y podrían aportar a tu jardín más beneficios que daños.

¿Tienes una pregunta?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

HAZ UNA PREGUNTA