Cómo prevenir las plagas de babosas

babosas gastropoda como prevenir la plaga de

Al igual que los caracoles, las babosas se pueden encontrar en todos los jardines, causando un gran daño a las flores y los cultivos. Si bien hay pesticidas comerciales disponibles, pueden ser tóxicos para las aves u otros animales salvajes, y también pueden volverse menos efectivos después de la lluvia, por lo que la forma más efectiva de prevenir una infestación con babosas es mediante el uso de métodos alternativos y naturales de control. Los pesticidas no tóxicos también son una opción, como la tierra de diatomeas. Sin embargo, antes de comenzar un tratamiento con pesticidas, puedes intentar prevenir el desarrollo de la plaga al conocer algunos datos importantes relacionados con las babosas.

babosas gastropoda como prevenir la plaga de

Como los caracoles, las babosas son más activas durante la noche y en días nublados o con niebla. En los días soleados, buscan escondites a resguardo del calor y la luz. A menudo, las únicas pistas de su presencia son sus rastros plateados y el daño que dejan a las plantas. Durante las estaciones más frías, hibernan en la capa superficial del suelo, y durante los períodos cálidos y secos, se esconden en lugares húmedos, debajo de troncos o piedras.

Repelentes para el jardín

Al igual que con todas las demás plagas, un buen programa de control se basa en una combinación de métodos preventivos. El primer paso es eliminar los lugares donde pueden esconderse durante el día. Tableros, piedras, escombros, áreas de malezas alrededor de troncos de árboles, ramas frondosas que crecen cerca del suelo y cubiertas densas del suelo como la hiedra son los lugares ideales para refugiarse. No será posible eliminar algunos refugios, como los salientes bajos en las cercas, la parte inferior de las cubiertas de madera y las cajas de medidores de agua, por lo que es una práctica habitual atrapar y retirar las babosas de estas áreas. Reducir los escondites permite que sobrevivan menos babosas. Las supervivientes se congregan en los sitios restantes, donde puedes localizarlas y eliminarlos más fácilmente de manera manual.

El cambio del riego por aspersión al riego por goteo reducirá la humedad y las superficies húmedas, haciendo que el hábitat sea menos favorable para estas plagas. Evita regar tu jardín por la noche si tienes un problema con caracoles o babosas. Hazlo por la mañana, ya que la superficie del suelo estará seca al anochecer.

Las barreras de cobre pueden ser útiles para proteger plantas especialmente susceptibles. Si bien los cebos pueden formar parte de un programa de tratamiento contra las babosas, es mejor usarlos junto con otras modificaciones del hábitat, especialmente en jardines que contienen muchos posibles refugios, alimentos y humedad. Los repelentes también pueden usarse en diferentes combinaciones para evitar el desarrollo de una plaga.

Además de usar un método de riego diferente e instalar barreras de cobre alrededor de las plantas que deseas proteger, también puedes usar otras formas de repelentes, como:

Las algas marinas, que son un poco menos perjudiciales para el suelo que la sal, aunque aun así pueden alterar la calidad del suelo;

rociar café alrededor de los bordes de tu jardín;

construir caminos de piedra a lo largo de los macizos de flores; las babosas odian deslizarse sobre cualquier cosa que esté seca, polvorienta o áspera, por lo que esto limitaría enormemente el espacio al que pueden moverse y;

con la misma idea se pueden usar de cáscaras de huevo o agujas de pino alrededor de tus plantas;

esparce vaselina alrededor de la base y la parte superior de las macetas u otros recipientes donde guardes las plantas; esto hará que las babosas se deslicen y se deslicen sin avanzar, impidiendo su acceso a las plantas en maceta;

Con el mismo razonamiento anterior, puedes comprar pies de cobre y posar sobre éstos las macetas.

La selección de plantas que tengas en tu jardín puede afectar en gran medida la dificultad de tu batalla contra estas plagas. Debido a que prefieren las plantas de semillero y las plantas con follaje suculento, tendrás que protegerlas cuidadosamente. Algunas plantas que pueden sufrir daños graves son la albahaca, los frijoles, el repollo, la dalia, el delfinio, la hosta, la lechuga, las caléndulas, las fresas y muchas otras. Por otro lado, hay muchas plantas que resisten el daño de babosas, incluyendo begonias, amapola de California, fuchsias, geranios, lantana, capuchinas y nierembergias, así como muchas plantas con hojas rígidas y follaje altamente perfumado, como ajenjo, ruda, hinojo, anís, lavanda, romero y salvia. La mayoría de las plantas ornamentales, leñosas y gramíneas ornamentales tampoco se ven gravemente afectadas. Si diseñas tu paisaje con plantas resistentes a los golpes, limitarás mucho el daño que puedan causar las babosas.

La tierra de diatomeas también se puede usar contra babosas y caracoles. Debido a sus bordes afilados, provocan cortes en las blandas pieles de estas plagas, causando que se deshidraten. Espolvoréala alrededor de las macetas y plantas del jardín o mézclala con agua y pulverízala sobre el follaje. Cuando el agua se evapora, una capa de polvo permanece en las plantas, protegiéndolas de varias plagas, no solo de babosas y caracoles. Sin embargo, esta solución no es permanente. La tierra de diatomeas debe reaplicarse constantemente, especialmente después de la lluvia.

Al igual que la tierra de diatomeas, las babosas evitarán la superficie abrasiva de las rocas volcánicas. Las rocas volcánicas se pueden utilizar como una barrera alrededor de las plantaciones, pero se debe dejar siempre por encima del nivel del suelo, de lo contrario, la tierra o la vegetación pronto forman un puente para que las babosas crucen. También puedes utilizar productos domésticos como sal, cerveza o granos de café como repelentes. Esparcir sal o café molido sobre la tierra disuadirá a las plagas, sin embargo, debes usarlos con moderación, ya que también pueden afectar a las plantas. Se sabe que la cerveza atrae a las babosas, por lo que colocar una pequeña cantidad en un frasco enterrado en el suelo hará que se introduzcan y queden atrapadas.

Deshacerse de ellas de forma manual también puede ser eficaz cuando no se trata con una gran cantidad de babosas. Si lo haces de forma regular, evitarás el desarrollo de una posible plaga. Tienes que elegir el mejor momento para hacer esto, que es después del anochecer, ya que son criaturas nocturnas. También puedes regar el área objetivo a última hora de la tarde, ya que así harás que salgan. Una vez las hayas recogido, puedes colocar las plagas en un cubo de agua jabonosa o salada y tirarlas después de que mueran.

Las aves domésticas, como los patos, gansos o pollos pueden ser depredadores eficaces de caracoles y babosas y reducir significativamente los problemas derivados de estas plagas. Sin embargo, ten cuidado, ya que estas aves también pueden comerse algunas plantas. Las babosas tienen muchos enemigos naturales, incluidos los escarabajos de tierra, los patógenos, las serpientes, los sapos, las tortugas y las aves, pero la mayoría rara vez son lo suficientemente efectivas para proporcionar un control satisfactorio en el jardín. Los animales como los erizos, aves, escarabajos, ranas y sapos son todos depredadores naturales de las babosas, sin embargo, pueden convertirse en plagas si se reúnen en tu propiedad en un número mayor. Ten cuidado cuando intentes atraerlos hacia tu propiedad, ya que no quieres tener que lidiar con otro tipo de plaga extra.

Medidas preventivas para mantener tu casa libre de babosas

Las babosas pueden ser una molestia aún mayor cuando consiguen entrar al interior de la casa. Tienden a congregarse en sótanos y otras áreas húmedas dentro de la estructura. También pueden escalar una superficie vertical e incluso desplazarse hacia abajo, encontrando puntos de entrada como los espacios debajo de las puertas, los orificios perforados en el suelo para tuberías de agua o gas, juntas a lo largo de las paredes, recortes para conductos de hornos y secadores y orificios para cableado eléctrico.

Asegúrate de que las puertas exteriores se cierren correctamente y sella las grietas que encuentres. Puede ser necesario usar un deshumidificador en un sótano húmedo. Pon barreras de protección en los espacios estrechos para mantenerlas fuera. Asegúrate de que los orificios de ventilación estén abiertos para permitir la circulación y reducir la humedad, y sigue todas estas acciones regularmente con una inspección. Los senderos de limo pueden conducir a los escondites de babosas. Puede ser necesario salir por la noche para ver de dónde vienen. Ten en cuenta que una casa más antigua puede ser especialmente atractiva para las babosas, ya que hay muchas grietas y hendiduras y debajo está oscuro, fresco y a menudo húmedo, tal como estas plagas prefieren su entorno.

Asegúrate de usar diferentes medidas preventivas combinadas, ya que aplicando sólo una e ignorando todos los otros factores que pueden atraer babosas a tu jardín, no lograrás una prevención exitosa. Ten en cuenta la hora del día en la que es mejor desafiar a estas plagas, los factores naturales o químicos que las afectan y las formas en que puedes repelerlas desde tu jardín o evitar su llegada por completo. Para obtener más detalles sobre cómo eliminar una infestación de babosas, visita nuestro artículo relacionado sobre “Cómo eliminar las babosas”.

¿Tienes una pregunta?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

HAZ UNA PREGUNTA