Cómo prevenir las plagas ácaros del polvo

acaros del polvo dermatophagoides pteronyssinus como prevenir la plaga de

Los ácaros del polvo se alimentan de desechos orgánicos, como escamas de piel humana, y florecen en el ambiente estable de las viviendas. Los ácaros del polvo son una causa común de asma y síntomas alérgicos en todo el mundo. Sus entrañas contienen potentes enzimas digestivas que persisten en sus heces y son los principales inductores de las reacciones alérgicas. Su exoesqueleto también puede contribuir a reacciones alérgicas, pero afortunadamente, los ácaros no transmiten enfermedades, no pican ni tienen un contacto directo prolongado con la piel humana. Los pasos para reducir la cantidad de ácaros del polvo en tu hogar pueden controlar la alergia a los ácaros del polvo, además pueden ser necesarios medicamentos u otros tratamientos para aliviar los síntomas y controlar el asma.

acaros del polvo dermatophagoides pteronyssinus como prevenir la plaga de

Síntomas de reacciones alérgicas a los ácaros del polvo:

sibilancias

tos

una sensación de tensión o encogimiento en el área del pecho;

falta de aliento

nariz que moquea;

picazón en la nariz;

ojos que pican;

picazón en la piel;

erupciones en la piel.

No importa lo limpia que esté una casa, los ácaros del polvo no pueden eliminarse por completo. Sin embargo, la cantidad de ácaros se puede reducir bastante, mediante la aplicación de una serie de medidas preventivas.

Medidas preventivas contra los ácaros del polvo

Reduce la humedad aumentando la ventilación y usa ventiladores adicionales en baños y cocinas;

Si cuentas con ellos, usa un deshumidificador o la climatización del aire acondicionado para reducir el nivel de humedad a aproximadamente 50% o menos en toda la casa;

Cubre el colchón y almohadas con cubiertas a prueba de polvo o impermeables a los alérgenos;

Lava toda la ropa de cama y las mantas una vez a la semana en agua caliente (al menos 60 ° C) para matar los ácaros del polvo. La ropa de cama no lavable se puede congelar durante una noche para eliminar los ácaros del polvo y sus huevos;

Los juguetes de peluche lavables se deben lavar con la misma frecuencia y a la misma temperatura que la ropa de cama. Alternativamente, si el juguete no se puede lavar a 60 grados, colócalo en una bolsa de plástico en el congelador durante al menos 12 horas una vez al mes y luego lávalo a la temperatura recomendada;

Ventila la ropa de cama dejándolas colgadas al aire durante aproximadamente una hora, ya que esto eliminará la humedad causada por la transpiración durante la noche;

Reemplaza la ropa de cama de lana o de plumas con materiales sintéticos y los animales de peluche tradicionales con los lavables;

Sustituye las persianas de madera noble y cortinas gruesas con persianas de plástico ya que esto evitará la aparición de lugares húmedos donde los ácaros prosperen;

Si es posible, quita las alfombras de las habitaciones y deja el suelo desnudo (ya sea linóleo, baldosas o madera), deshaciéndote además de las cortinas de tela y los muebles tapizados;

Limpia tu ropa a vapor. Además de refrescar la ropa, darles un olor fresco y eliminar arrugas, también mata a los ácaros del polvo que han anidado en ella;

Usa una mopa atrapapolvo o un trapo húmedo para quitar el polvo. Nunca uses un paño seco, ya que esto solo esparce por el aire los alérgenos de los ácaros;

Pasa la aspiradora con asiduidad, usando una aspiradora de alta filtración. Usa un programa limpiador de alta temperatura para matar a los ácaros con mayor eficacia;

Usa una mascarilla mientras aspiras para evitar inhalar los alérgenos, y permanece fuera del área aspirada durante 20 minutos para permitir que el polvo y los alérgenos restantes se asienten después de aspirar (como dijimos es imposible eliminarlos por completo; pero sigue siendo esencial limpiar para reducir su número drásticamente);

Arregla todos los montones de objetos o ropa que tengas en casa: quita los adornos de mesa para limpiar, ordena libros, revistas y periódicos de tu habitación, y cualquier cosa que pueda acumular polvo, pues por ende también puede acumular ácaros.

Evitar la exposición a los ácaros del polvo es la mejor estrategia para controlar la alergia a ellos. También puedes aplicar los métodos anteriores en la oficina, asegurándote de que el espacio esté bien ventilado, que las mesas estén limpias y despejadas y que la ropa esté colgada de las perchas y las áreas de tráfico para evitar que el polvo y los alérgenos acumulados en ella se sacudan y esparzan por el aire.

Las medidas para evitar el ácaro del polvo doméstico lo disminuirán, pero no eliminarán totalmente los alérgenos del ácaro del polvo. A menudo, esto será suficiente para mejorar significativamente los síntomas de las alergias, pero a veces, la reducción puede simplemente no ser suficiente para dar lugar a una diferencia notable. No hay manera de predecir si alguien se beneficiará de las medidas de prevención, excepto poniéndolas en práctica. Recuerda que es mejor llevar a cabo correctamente varias medidas de prevención de alérgenos para ver una mejoría en los síntomas. Seguir sólo uno o dos de estos consejos o hacerlo a medias no marcará ninguna diferencia.

¿Tienes una pregunta?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

HAZ UNA PREGUNTA